A manera navideña

Hace unas semanas fui a Colima. Sin casa se siente extraño pisar la tierra donde una nació. El suelo no parece el mismo. Me sentía rara. Ahora estoy en casa, o al menos en una casa que tiene el humor colimense. Mi madre cocina casi las 24 horas del día, están sus muebles, sus libros, …

Sigue leyendo A manera navideña

Anuncios

De tinder y por qué esas páginas de la red no fueron hechas para mí.

No. Tinder no fue hecha para mí. A mí me gusta hablar, ver a los ojos, detallar los rasgos que más me atraen de una persona, vislumbrar la suave línea de pequeñas arrugas que se marcan bajo sus ojos, notar las leves sonrisas después de un comentario. (Sí. Soy una romántica). Me gusta escuchar el …

Sigue leyendo De tinder y por qué esas páginas de la red no fueron hechas para mí.

Me dolía el brazo y al final fue el alma.

Fui ayer a una revisión porque me dolía el brazo. Me dolió como nunca el miércoles. Como si alguien me estuviera haciendo vudú. Lloré, estuve en vela. Me apliqué un ungüento que más me irritó que ayudarme. No conseguí aliviar mis pesares durante más de un día. Llamé a la rehabilitóloga. Ya he ido antes …

Sigue leyendo Me dolía el brazo y al final fue el alma.

Buscamos tres puntos suspensivos

Buscamos, como quien se perdió en la hilera de cervezas artesanales de un gran almacén, algo que nos parezca regresar a la vida. Puede ser una cerveza oscura, o una clara. Nunca se sabe qué nos hará decir: ahhh! con final en punto exclamativo. Buscamos ese algo que nos de tres puntos suspensivos para recordarnos …

Sigue leyendo Buscamos tres puntos suspensivos

Los viajes en la cabeza

Hubiera ido a Asturias. Ahí había un príncipe que apostaba todo por intentarlo. Pero me ganó el miedo, me ganó la desesperanza de no ser, de no estar, de no poder amar. O tal vez tuve miedo de ser, de estar y de amar. En mi cabeza he hecho viajes, y los viajes me han …

Sigue leyendo Los viajes en la cabeza

Entre las paredes de una enorme casa

Entre tus paredes se encuentra la verdad, la verdad que sabe a polvo y a gritos, a risas y a una lágrima corriendo por la mejilla de mi madre. Entre tus paredes se esconde el deseo, la vanidad, la locura. Tus paredes fueron testigo de mi crecimiento, aunque estuviera lejos, de alegrías y derrotas. Tus …

Sigue leyendo Entre las paredes de una enorme casa

algunas veces

Caminas y escucho tus pasos serpenteando la vereda la vereda que es la vida y que recorre las montañas. El suave rumor acaricia tu pensamiento me llegan como entrecortados los soliloquios en la brisa de la noche. Algunas veces me detengo mi flecha cruza el viento alado lo destruye. Algunas veces me adelanto al propio …

Sigue leyendo algunas veces

30 años e hijos 

El rector de la UB en ese tiempo (2014-2), abrió la conferencia de bienvenida a todos los Erasmus y los estudiantes de libre movilidad diciendo: este programa ha traído más hijos al mundo que nadie. Más de un millón de parejas y sus frutos se han conocido en alguna ciudad europea. Y no mentía. La …

Sigue leyendo 30 años e hijos 

Talidomida. Una familia y el resto.

Mi padre nació hace 53 años en la costa pacífica mexicana. Mi abuela nunca se mareó ni vomitó con su primogénito en gestación. Aún así, alguien le recetó las milagrosas pastillas o de alguna forma cayeron en sus manos. Probablemente el hecho de no haber presentado nauseas la haya librado de la ingesta abrumadora de …

Sigue leyendo Talidomida. Una familia y el resto.

La cerveza y dónde encontrarla

Abro la puerta del refrigerador y me encuentro un six de xx ámbar. Me quedo unos segundos observándola. En mi mente se divide un pensamiento. Qué rica, por dios, invade un polo. Y el otro, en un continum maravillado, se percata que esas cervezas son suyas y que es interesante que sean, definitivamente, suyas. Hace un tiempo …

Sigue leyendo La cerveza y dónde encontrarla